Valiente

Ni tú ya me provocas como antes, ni yo ya me quedo indefenso frente a ti.

Ya no existen salvo en mi memoria aquellos duelos que perdía entre tus brazos…

Ahora, mi memoria me recuerda cada noche, que soy yo quien tiene que ser valiente.


Ella: Anita Guillán

Deja un comentario